medicamentos vs cuidados quiroprácticos

Cuidado quiropráctico y dolor de cuello

El cuidado quiropráctico tal y como revela un nuevo estudio es más efectivo que los medicamentos para combatir con el dolor de cuello.

El quiropráctico sabe que el dolor crónico es una condición muy común. Afecta estimadamente a 76,5 millones de estadounidenses, un tercio de los cuales, describen su dolor como intenso y que les impide tener una vida cotidiana.

Entre ellos, muchos sufren de dolor de cuello, que es el tercer tipo más común de dolor de acuerdo con la Fundación Americana del Dolor.

Se estima que el 70 por ciento de las personas experimentan dolor de cuello en algún momento de sus vidas, pero la investigación de tratamientos efectivos para paliar el dolor es sorprendentemente limitado.

Si usted visita a un médico convencional para el dolor, existe una elevada probabilidad de que le recete un medicamento tipo antiinflamatorios no esteroideos (AINE), acetaminofeno e incluso opiáceos. Estos son los medicamentos estándares contra el dolor en la medicina moderna.

Sin embargo, hay mejores opciones que los medicamentos para el dolor de cuello, no sólo en cuanto al alivio del dolor, sino también para ayudar a tratar la causa subyacente del dolor para que la sanidad puede ocurrir realmente, el tratamiento quiropráctico.

Después de seguir de una manera minuciosa a 272 pacientes de dolor de cuello durante 12 semanas, los que se sometieron a un proceso de cuidado quiropráctico o ejercicio tenían más del doble de probabilidades de eliminar el dolor en comparación con aquellos que tomaron la medicación.

Específicamente:

  • 32 por ciento que recibieron cuidados quiroprácticos eliminaron el dolor
  • 30 por ciento de los que hacían ejercicio eliminaron el dolor
  • 13 por ciento de los pacientes tratados con la medicación eliminaron el dolor

Los investigadores concluyeron: “Para los participantes con dolor de cuello de forma aguda y subaguda, la quiropráctica fue el tratamiento más eficaz, tanto a corto como a largo plazo.”

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario