Francisco nos cuenta su experiencia

Llegué hace quince días. Tras el diagnostico y las palabras de Richard comprendí que debía dejar que mi cuerpo fuera restaurándose. No pensé que los cambios se produjeran con tanta rapidez. Por ejemplo, cada mañana tenia las rodillas tensas y doloridas. Tenía que estirar y aun así no conseguía que el dolor que se extendía a lo largo de la pierna y el pie derecho desapareciera.

Esta mañana al levantarme he descubierto que el dolor en mis rodillas  y en mi pie ha desaparecido. No es un milagro, es el cuerpo el que ha decidido resolver una parte del problema.

¡Sigamos!

FRANCISCO SANTONJA

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario