dd_palmer

La importancia de la columna vertebral en la salud general siempre ha sido conocida. De hecho, Hipócrates, el padre de la medicina moderna, afirmó hace 2.500 años “en todas las enfermedades, hay que buscar  primero en la columna vertebral”.

El primer ajuste quiropráctico se realizó en 1895 en Davenport, Iowa, EE.UU. David Daniel Palmer, ayudó a un hombre llamado Harvey Lillard, sordo durante diecisiete años. Harvey había oído un clic en su cuello durante el trabajo, y poco después perdió la audición. Después de varios ajustes de la columna vertebral, el Sr. Lillard pudo escuchar de nuevo.

El hijo de DD Palmer, B.J. Palmer se dedicó a ampliar los conocimientos iniciados por su padre, fundador del Palmer College of Chiropractic en 1897, la primera de las 50 universidades que existen hoy en el mundo sobre la quiropráctica en países como Estados Unidos, Reino Unido, Australia, Francia, Dinamarca, México…

Sus investigaciones contribuyeron a concluir una teoría que hoy funciona como base de la quiropráctica: la existencia de una inteligencia o relación innata entre la médula espinal y el sistema nervioso en el cuerpo humano que llega a controlar las funciones y el estado del mismo.

En la actualidad, la Quiropráctica ha incorporado avances en estos campos como la Neurociencia, la Psiconeuroinmunología o la Epigenética.
En España, la Quiropráctica se encuentra representada en centros destacados como el Barcelona College of Chiropractic (BBC)  y el Madrid College of Chiropractic (MCC).

Aunque ninguna ley reconoce a los Quiroprácticos en España, muchos países de todo el mundo han legalizado y protegido el título de Doctor en Quiropráctica. Su Doctor en quiropráctica ha estudiado 5 años a tiempo completo y ha recibido más de 5000 horas de clase para convertirse en un Doctor en Quiropráctica. El Dr. Richard Millo ha estudiado en París, Francia y se graduó en 1989.

En cuanto al número de horas, los estudios en quiropráctica  son equivalentes a la carrera de medicina.