Cómo la quiropráctica nos ayuda a sobrevivir al estrés de la vuelta al colegio

Niños cargan unas pesadas mochilas

Pero, ¿ya hemos llegado a este momento? La respuesta es un rotundo Sí.

Y es que aunque nos cueste darnos cuenta, ya estamos en esa época del año en la que las vacaciones están llegando a su fin. Niños y padres se preparan para un nuevo curso.

Con este post queremos ahondar en el importante momento que viven todas las familias en esta época y destacar los resultados de la quiropráctica para combatir el estrés por la vuelta al colegio.

Por eso este comienzo del curso escolar no es solo muy importante para nuestros hijos. También es algo que afecta a toda la familia, y más en tiempos como los de ahora con tantas dudas e incertidumbres.

La quiropráctica en la vuelta al cole

Desde el punto de vista de la quiropráctica y vuelta al colegio hay un quebradero de cabeza que ya seas o no padre o madre te has preguntado infinidad de veces. Y no es otra cosa que esas mochilas que cargan los niños cuando van al colegio o al instituto.

Sea la mochila más grande que ellos mismos o que la lleven colgada sobre un hombro, hay algo que queda claro: La columna vertebral está sufriendo.

Se está viendo expuesta a tensiones y traumas que irán aumentando de manera gradual. Por eso la quiropráctica juega un papel fundamental en esta vuelta al cole.

Los cuidados quiroprácticos en los niños aportan muchos beneficios. En la sociedad actual los niños están sufriendo dolores de espalda cada vez en edades más tempranas. Y el sobrepeso y la mala colocación de las mochilas están jugando un papel fundamental.

Llevar mal distribuido el peso o colocar la mochila sobre un solo hombro puede ocasionar una mala postura con riesgo de desembocar en una distorsión de la columna vertebral. Y de aquí a los dolores de cabeza, de espalda o cuello y brazos hay un paso.

Es por eso que queremos ofrecer algunos consejos a los padres.

    • Asegúrate de que llevan solo lo necesario, el menor peso posible. Una mochila con mucho peso llevará a que los niños se inclinen para poder soportarlo.
    • La mochila debe quedar ajustada a la espalda. Hay muchos niños que las llevan tan sueltas que se les ve la espalda y no la zona del glúteo o el comienzo de las piernas. Eso hace que la espalda esté en tensión.
    • La mochila se debe ajustar a los hombros. Es por eso muy importante que los ajustes de los hombros estén en su posición ideal según sea cada niño y que estos tengan un cómodo diseño para los más pequeños.
    • Si el niño o niña tiene que llevar mucho material, hable con el tutor. Es muy posible que con su ayuda el niño pueda dejar en clase o en la casa los libros no necesarios para cada día y hacer ver reducido el peso a cargar.

Aun así, hay muchos casos en los que estos consejos pueden llegar tarde y el niño ya sufra dolores de espalda derivados del mal uso de la mochila

En ese caso hay que considerar la visita a un quiropráctico antes de la vuelta al colegio. Tras un análisis de su columna, normalmente en unas sesiones se puede arreglar el dolor de espalda de un niño.

Quiropráctica para combatir estrés por la vuelta al colegio


El estrés en los padres

La vuelta al cole no solo está relacionada con los más pequeños de la casa, los padres también la sufren.

Los niños volverán a pensar en su futuro, pero para los mayores además hay este año un factor que se les une a la hora de quitarles el sueño. ¡El Covid!

Con una pandemia que nos lleva acompañando desde el pasado mes de marzo. Nadie puede estar seguro de lo que no espera a nivel social, laboral y educativo para nuestros hijos. Y eso está afectando a nuestro cuerpo.

¿Dónde nos afecta?

Si hay algo que tenemos claro es que este período de encierro nos ha cambiado mucho tanto a nosotros como a nuestros cuerpos, en cosas como:

  • Energía
  • Estrés
  • Atención
  • Ejercicio
  • Dieta
  • Postura
  • Emoción Negativa
  • Información Negativa

A este encierro hay que sumarle las incertidumbres sobre qué va a pasar en el futuro cercano. Si les añades los típicos inconvenientes y molestias que se sufren con el regreso al cole y los horarios en los más pequeños, los mayores están expuestos a un cóctel molotov en ellos mismos.

Es por eso que el estrés y la ansiedad se comienzan a expresar de diversas maneras y es cuando la quiropráctica coge un gran valor.

El quiropráctico trabaja sobre la columna vertebral y el sistema nervioso. Es capaz de ayudar a sobrellevar de mejor manera el estrés. Si la columna no está alineada, al colocarla en su sitio el sistema nervioso es capaz de mejorar los mensajes que envía a través del cuerpo.

Con la liberación de la tensión muscular y la mejora en la circulación de la sangre, el cerebro está listo para lidiar con el estrés y la ansiedad y se llega a un estado más relajado.

Por eso cuando el estrés aparece, la manera más óptima de combatirlo es buscando ayuda profesional. En ese momento surge la figura del quiropráctico. Con sus cuidados las mejoras están aseguradas.

En conclusión, si crees que la vuelta al colegio puede afectar a algún miembro de tu familia o a ti mismo o ves que tienes perdida la batalla con el estrés o la ansiedad, la solución está clara:

¡Pide cita, recibe los consejos de tu quiropráctico y aprovecha la oferta VUELTA AL COLE!

PD: Y recuerda que todas las semanas, el doctor en Quiropráctica Richard Millo da charlas gratuitas. Llama a alguno de sus centros y entérate de las fechas de cada una.

PD2: Además, no olvides pasarte por su canal de Youtube, donde podrás ver consejos sobre quiropráctica e interesantes testimonios.