FB_pixel

Esta semana queremos hablar de un problema muy común que afecta principalmente a las personas de tercera edad, pero que suele comenzar entre los 40 y los 50 años.

No es otro que la artrosis. Este trastorno articular es el más frecuente, principalmente si hablamos de gente a partir de 65 años. Tiene su origen en la degeneración de un cartílago o ligamento.

Se produce cuando el cartílago que amortigua los extremos de los huesos de las articulaciones se va deteriorando de manera gradual.

Es por eso que afecta a rodillas, codos, hombros, nudillos o tobillos. Al perder el cartílago sus propiedades, los extremos de ambos huesos se rozan dando origen al dolor.

Y es que además de a las articulaciones, la artrosis también se puede encontrar en la columna vertebral. En ese caso se deterioran las articulaciones que unen las vértebras.

Más inconvenientes de la artrosis

La artrosis no se queda en la degeneración de las articulaciones, si no que puede llegar a debilitar los huesos propiciando una pérdida de masa ósea que si no se trata puede llevar a sufrir osteoporosis.

Además puede aparecer con el paso del tiempo después de causas de origen traumático como fracturas o lesiones.

Hay casos de futbolistas con artrosis de cadera o rodilla, golfistas que hacen artrosis de codo o incluso todo tipo de operarios con maquinaria la pueden llegar a desarrollar en manos o muñeca. Es un fenómeno degenerativo que puede aparecer antes de llegar a la tercera edad.

La quiropráctica es un gran remedio para frenar el avance de la artrosis

Es por eso que teniendo en cuenta que estamos hablando de una patología muy común, nuestro objetivo con este post es presentarte a la quiropráctica como una opción muy recomendada si empiezas a sufrir de artrosis o ya es un dolor con el que convives.

Te lo contamos.

La quiropráctica para ayudarte con la artrosis

Aunque podríamos contarte todos sus beneficios, creemos que es mejor presentarte cinco motivos por los que los cuidados quiroprácticos pueden ser tu mejor opción.

Te animamos a que continúes con nosotros hasta el final y los descubras.

1. Frenar la evolución de la artrosis

La artrosis es un proceso degenerativo natural de los ligamentos. Estos se calcifican, y lo hacen por varias razones. Si tienes un desequilibrio de la columna, los tejidos van a trabajar más de un lado que de otro y van a crear una calcificación para estabilizar.

Diríamos entonces que la artrosis es un proceso natural del cuerpo para adaptarse a su entorno.

Hablamos de la artrosis como algo negativo, pero es un proceso natural. Si tu cuerpo está equilibrado vas a retrasar la aparición de la artrosis ya que tu no se va a desgastar tan rápido.

Nos gusta poner el ejemplo de un edificio, si está torcido se podría caer más rápido que un edificio recto. Pues eso pasa con el cuerpo, si está equilibrado va a retrasar la aparición de la degeneración por artrosis.

2. Previene los dolores agudos

El quiropráctico, con un trabajo adecuado, es capaz de contribuir en una reducción la evolución de la artrosis en el tiempo.

Trabajando con sistemas del cuerpo como el muscular, el esquelético y el nervioso está equilibrando la articulación afectada por lo que previene esos molestos dolores agudos. Al reducir la inflamación se está reduciendo el dolor.

La artrosis se puede reducir gracias a la quiropráctica

Además, sesiones continuadas de ajustes quiroprácticos son válidas para que el paciente llegue a incluso recuperar parte del movimiento de la articulación dañada.

3. La importancia física y mental de equilibrar la articulación afectada

Aunque este concepto lo hemos mencionado en el anterior punto, queremos detenernos en su explicación.

Al hablar de equilibrar la articulación se está actuando de un modo preventivo, con la misión de mejorar la calidad de vida del paciente.

Y es que además de que este comienza a ver como hay una evolución en su problema ya que está disminuyendo el desgaste y la degeneración de la articulación, el cambio en su ánimo es muy importante.

El paciente se siente mejor, enfoca el día a día con otro carácter y tiene ganas de ir mejorando y cuidándose cada día más.

4. La misión de lograr el bienestar

Sería como el último paso en esta secuencia de beneficios.

Si el paciente recupera la movilidad en la articulación estaría dando el paso de ir volviendo poco a poco a su rutina diaria. Ya sea laboral o social, ve como poco a poco su vida vuelve a ser como era antes de la aparición de la artrosis.

De nuevo es capaz de realizar actividades en su vida cotidiana y la importancia que ello conlleva para lograr la felicidad y el bienestar.

Y es que el cambio de mentalidad es de vital importancia para la mejora de la salud, un paciente positivo, está más implicado en su cuidado y va a ser más consciente de su evolución y sus mejoras

5. Los cuidados

Los cuidados quiroprácticos ante una degeneración como la artrosis no terminan una vez que el paciente ha recuperado movilidad y han disminuido los dolores.

El cambio debe ir de la mano de ejercicios y posturas adecuadas. El trabajo de ambos conceptos es fundamental para el cuidado de la articulación.

Además el paciente debe ser consciente de la necesidad de visitas periódicas al quiropráctico. Le debe hacer un seguimiento, ya que si no le sería imposible ir comprobando que se ha parado la evolución de la degeneración de la artrosis.

Con la idea de que este post te haya dado algo de luz sobre el tema, ahora está en tus manos.

Y en nuestro canal de Youtube puedes ver que son muchos los casos de éxito por los cuidados quiroprácticos.

Si sufres de dolores en las articulaciones, cuenta con un quiropráctico
Esta web utiliza cookies para su correcto funcionamiento y análisis. Al aceptar, permites el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos.    Más información
Privacidad