FB_pixel

Leticia tenía muchos dolores en la zona lumbar. El médico de la Unidad del Dolor quería hacerle una punción lumbar e intentar dormirle ese dolor. Sin embargo, esa no le parecía la mejor opción. Así que decidió venir al centro quiropráctico y que nuestro doctor en quiropráctica, Richard Millo, le valorara y empezara a hacerle ajustes quiroprácticos.

Esto mismo le ocurre a mucha gente. Viven con dolor, no descansan, sufren, y el agotamiento se va acumulando en sus vidas. Hasta que un día, cansados de probar unas cosas y otras que de nada les sirve, alguien les recomienda la quiropráctica. En el momento en que toman esa decisión, la decisión de venir al centro quiropráctico, sus vidas cambian radicalmente.
Leticia: «Llevo una vida normal y sin dolor»

La quiropráctica te cambia la vida

Ven a visitarnos al centro quiropráctico de Valencia o Rocafort para pedir información, para que Richard Millo, con más de 30 años e experiencia, valore tu caso. Y si puede ayudarte, que empieces con tus cuidados quiroprácticos, que vuelvas a sentirte bien, con energía, que descanses por la noche, que tengas una actitud totalmente distinta ante la vida, que ganes calidad de vida, al fin y al cabo. Tu salud es lo más importante para ti, pero por supuesto, lo es para nosotros.

Suscríbete a nuestro canal de Youtube y podrás disfrutar de todos los testimonios de la gente que viene al centro quiropráctico, entrevistas y consejos. Síguenos en Instagram y Facebook. Queremos veros en estas redes y que nos contéis y comentéis lo que queráis. ¡Os esperamos!

PD: Si quieres recibir una consulta gratuita por teléfono o conocer nuestras tarifas, lo puedes hacer a través de nuestra página web¡Queremos facilitarte al máximo que te animes a dar el paso! O llámanos al teléfono  608 84 60 14 y Toñi te lo explicará todo. Te esperamos en el centro. 

Esta web utiliza cookies para su correcto funcionamiento y análisis. Al aceptar, permites el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos.    Más información
Privacidad