La Asociación Española de Quiropráctica (AEQ) reivindica su actividad como «profesión sanitaria con aval científico». Según indica este organismo en una nota, su labor «ha sido incluida erróneamente entre las 66 supuestas pseudociencias que deberán demostrar su evidencia científica en el ‘Plan de acción contra las pseudociencias’» que presentó el Gobierno central. La AEQ denuncia que los ministerios de Sanidad y Ciencia, encargados de elaborar este plan, «han obviado la evidencia científica existente en la quiropráctica».

Desde la AEQ inciden en que la Organización Mundial de la Salud (OMS) incluye a la quiropráctica entre las profesiones sanitarias. Esto, «aunque no supone un aval científico», resulta especialmente significativo para los profesionales de este sector, quienes creen que ese hecho es un reconocimiento a su labor por la autoridad más importante en materia sanitaria. Asimismo, reclaman una regulación de su sector para evitar el intrusismo.

Ir a la noticia

Información obtenida gracias a EL DIARIO VASCO SAN SEBASTIÁN.