A cuatro pasos de la felicidad

Hoy queremos compartir con vosotros los Cuatro acuerdos una filosofía basada en la sabiduría de los antiguos toltecas (México), que trata de alcanzar el equilibrio personal, dónde la felicidad es la meta.

Para lograrlo, debemos poner en práctica estos cuatro aspectos clave:

Se impecable con tus palabras:

El ser humano es una fuente de energía muy poderosa, y debe utilizarla en la dirección correcta: La Verdad y el Amor. Y sus palabras también tienen un inmenso poder para crear los acontecimientos de la vida. Pero también pueden destruir todo lo que nos rodea. Así que se cauteloso y mide tus palabras, utiliza aquellas que expresen lo que quieres decir y no otras.

No te tomes nada personalmente: 

No necesitamos la aprobación de los demás para ser felices. Cada persona vive en su propia realidad y nadie es responsable de los actos de otros. Cuando nos llevamos algo a lo personal nos exponemos a sufrir sin motivo. Debemos aprender a vivir sin miedo para encontrar la paz. Es imposible agradar a todo el mundo y eso lo debemos de asumir e interiorizar, siendo como uno es atraerás a tu vida gente a la que agrades.

No hagas suposiciones:

Dejarnos llevar por las conjeturas nos aleja de la felicidad y  el miedo a ser juzgado nos impide ser nosotros mismos. Este dogma se basa en la creencia del amor verdadero: amar a los demás como son, sin tratar de cambiarlos. Si nos gusta que nos acepten tal y como somos, hagamos lo propio por los demás, aceptémoslos sin más, sin prejuicios, sin intentar cambiar su forma de ser, sin coacciones.

Haz siempre lo máximo que puedas:

Actúa por amor sin esperar recompensa. Esta filosofía nos invita a querernos y respetarnos a nosotros mismos para poder llevar a la práctica todos estos principios y sentir así la magia de la transformación personal. Da sin esperar nada a cambio. Probablemente este dogma sustente al resto y en él se encuentre la verdadera felicidad.

Recuerda que los sentimientos y el estado de ánimo pueden influir de manera directa sobre nuestra espalda, por eso en nuestro Centro Quiropráctico queremos darte estos consejos para que el optimismo y la felicidad contagien vuestra columna convirtiéndoos en personas más saludables.