//Open footer social media links in new tab

Mejorar la forma de caminar o directamente caminar mejor es una de las preocupaciones que sabemos que rondan tu cabeza.

Ya que eres consciente de que son claves para mejorar o empeorar en tus dolores de espalda.

Y podemos asegurarte que no eres el único. Si lo enfocamos desde el punto de vista quiropráctico, es mucha la gente que viene a alguno de nuestros centros en Rocafort y Valencia con esta preocupación.

Cada vez tienes más presente que una correcta forma de caminar es primordial para que tu espalda no se resienta o empeore si actualmente sufres de molestias.

Ya que además la forma de caminar es fundamental si se quieren evitar subluxaciones que con el tiempo irán a más y acarrearán problemas más complicados.

Es por eso que esta semana queremos dedicar nuestro post a darte algunos consejos básicos y sencillos que puedes aplicar desde ya en tu forma de caminar y que a buen seguro tu espalda va a agradecer.

La quiropráctica es una gran solución para ayudarte a mejorar la forma de caminarConsejos para mejorar la forma de caminar

Antes de empezar con los consejos hay un punto que queremos dejar claro.

Cada persona tiene su forma de caminar, y eso no se puede cambiar. Lo que vamos a contarte ahora son reglas básicas que debes tener  en cuenta siempre teniendo presente tu forma de caminar.

Porque caminar es el ejercicio más simple y tal vez el mejor para la parte baja de la espalda, la zona lumbar.

Promueve la circulación de la sangre y ayuda a los músculos a mantenerse fuertes, además de que nos ayuda a mejorar la respiración.

1. Mirar hacia adelante

Es muy Importante mirar hacia adelante mientras se camina, ir erguido.

Hay que tener presente que se debe observar  el entorno, ser capaces de mirar a derecha e izquierda sin agachar la cabeza, ni girarla hacia los pies.

Hay que evitar encorvarse, ya que eso nos puede ir debilitando y ocasionarnos problemas en el futuro.

2. Evitar utilizar los dispositivos móviles

Relacionado con el punto anterior. Si al caminar utilizamos el dispositivo móvil, estarás agachando el cuello, encorvándote, te estarás perjudicando.

¿Recuerdas cuando hace unas semanas hablábamos de ese mal “actual” que es el  ‘tech-neck’?

Andar encorvado y mirando al dispositivo móvil es la mezcla “perfecta” para comenzar a sufrir los signos prematuros de envejecimiento del cuello, ya sean pliegues o hundimientos.

Esta lesión se sufre por realizar una presión por esfuerzo repetitivo en el cuello. Cuanto más inclinada está la cabeza hacia el pecho, más cantidad de peso estamos colocando sobre el cuello, la columna vertebral y los hombros.

Es por eso que si usas los dispositivos móviles cuando estás andando podrías sumar a tus problemas de espalda dolores tales como rigidez de cuello y hombros o dolores de cabeza.

El 'tech neck' afecta en la forma de caminar

3. La forma de caminar ayuda a respirar bien

Andar debe ser sinónimo de tranquilidad, relajación y disfrute.

Caminando estás ganando salud y debes hacerlo inspirando e expirando aire, si es puro mucho mejor, a un ritmo adecuado para tu edad. De esta forma estás ayudando a todo tu cuerpo.

Está demostrado que si lo haces así, estás relajando tu cabeza y tu cuerpo, y además de activar la respiración, estás estimulando la circulación sanguínea.

Porque debes tener en cuenta que si andas con la cabeza agachada es imposible que seas capaz de respirar bien y no tendrás ninguno de los beneficios que te mencionamos arriba.

4. Ten en cuenta el calzado que utilizas

Debes elegir siempre el calzado adecuado para cada momento.

La elección que recomendamos es la de un calzado sensible. Una mala elección del mismo estará sumando para aumentar tu dolor de espalda.

Por ejemplo, los tacones altos aumentan unas 25 veces la presión que te llega a través de la espalda.

El doctor en quiropráctica Richard Millo va a recomendarte siempre un calzado que pueda amortiguar y absorber los golpes de tu forma de andar, por lo que tu zona lumbar sufrirá menos.

Está demostrado que un calzado adecuado, bien ajustado y acolchado, puede reducir tu dolor de espalda en un 20-25%, mientras que si utilizas normalmente tacones, irás acumulando presión en tu zona lumbar, resultando una espalda débil y rígida en algún momento de tu vida.

5. Mantente saludable con tu doctor en quiropráctica

Si hay una forma rápida de poner en práctica estos consejos para mejorar la forma de caminar y que no afecten a tu dolor de espalda, no es otra que visitar a un quiropráctico.

Aparte de sus consejos, te hará un examen en el que podrá observar y detectar si hay subluxaciones que están afectando a tu forma de caminar.

Resolviéndolas verás cómo se alivian y relajan tus músculos y se soltarán tus articulaciones contracturadas y con dolor.

Estarás acercándote a tu bienestar y tu concepto de salud fortaleciendo tu cuerpo. Podrás disfrutar de salir a caminar de la mejor manera posible.

¿Y si lo ves?

Como te solemos decir, nos gusta que veas a nuestro doctor en quiropráctica implicado en darte consejos y ayuda para mejorar en tu salud.

Richard Millo ya te habló sobre consejos básicos para mejorar en tu forma de caminar, es por eso que entendemos que es el mejor cierre a este post.

Porque si quieres que se preocupen por ti y te ayuden a lograr tu bienestar, ponte en manos de un quiropráctico

Deja que la quiropráctica te ayude a mejorar tu forma de caminar 
Esta web utiliza cookies para su correcto funcionamiento y análisis. Al aceptar, permites el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos.    Más información
Privacidad