FB_pixel

Te suena esto del efecto placebo, ¿verdad? A lo largo de la historia, se ha hablado mucho acerca de esto, y de cómo muchas veces se ha mejorado la salud solo con el hecho de pensar que se estaba recibiendo un medicamento.

Muchos estudios se han dedicado a observar cómo el efecto placebo tenía efecto sobre la gente. Por eso, cuando se han realizado dichos estudios, ni el doctor ni el paciente sabían quién estaba recibiendo el tratamiento de verdad y quién no lo estaba recibiendo.

La mente es tan maravillosa que según estos estudios se estima que el efecto puede llegar a ser de un 35%. Es decir, que de 100 personas, 35 de ellas mejoran por el simple hecho de pensar que están recibiendo tratamiento para ello. Pero estos estudios van más allá, y los más recientes afirman que este efecto puede incluso ser hasta el doble.

Ahora bien, a ti, ¿Qué te parece el efecto placebo?

Generalmente se ha visto el efecto placebo como un obstáculo, como una forma de mentir a la gente. Y si se ha podido evitar, muchos lo han preferido. Sin embargo, en el post de esta semana queremos daros otra perspectiva. Queremos que veáis la capacidad de la mente del ser humano para mejorar sin necesidad de esos medicamentos. 

Es increíble ver cómo la mente puede ser tan decisiva para nuestro bienestar, para que mejoremos, nos recuperemos y podamos vivir mucho mejor. Es increíble saber que tenemos esa capacidad. Por es hoy queremos hacerte ver que cuando se utiliza el “efecto placebo”, no se hace para engañar a la gente, sino para hacerle saber, descubrir y potenciar esa increíble capacidad que tiene nuestro cuerpo, nuestra mente.

No hay nadie mejor que nosotros mismo para hacernos ver que podemos conseguir algo. Dicen que querer es poder, y cierto es que hay veces que necesitamos de la medicina tradicional para tratar problemas de salud. Pero la mayoría de ellos deberían ser resueltos por nuestra propia inteligencia innata.

“El efecto placebo está siendo muy investigado por la psiconeuroinmunología: Cómo ayudar a la mente a iniciar y promover el proceso de reparación” efecto placebo

Porque el cuerpo humano ha sido creado para vivir en salud, no en enfermedad. De tal forma que, si estamos bien equilibrados, nuestro propio cuerpo tiene la capacidad de repararse a sí mismo. De volver a su ser.

Tenemos esa capacidad innata de reparación. Pero es cierto que hay factores que la inhiben, como puede ser el estrés (aunque podemos aprender a gestionar el estrés y de esta forma no sería un factor inhibidor). Y al igual que hay factores que la inhiben, hay herramientas que  pueden potenciar esa capacidad de reparación.

Es genial ver que hay otros campos que se centran en el mismo objetivo que la Quiropráctica, porque como os hemos dicho tantas veces, el objetivo de la quiropráctica, no son los dolores de espalda, cabeza o problemas musculo-esqueléticos. El objetivo de la Quiropráctica es localizar y corregir subluxaciones vertebrales.

Cuando tenemos una subluxación, se ha perdido la alineación de la columna vertebral, por lo tanto, puede interferir (y a medio y largo plazo lo harán con total seguridad si no se ajusta) en el sistema nervioso. En consecuencia, una subluxación está interfiriendo directamente en la capacidad que tenemos de repararnos a nosotros mismos.

La quiropráctica para vivir mejor

La quiropráctica, lamentablemente, sigue siendo una gran desconocida aquí en España. Solo hay unos 300 quiroprácticos a lo largo y ancho del territorio. Además, a diferencia del resto de países europeos y americanos, no está reconocida como profesión sanitaria.

Pero por suerte,  poco a poco va cogiendo fuerza. Todos los días viene gente a nuestros centros que,  después de probarlo todo, se han decidido a venir, han decidido darle una oportunidad a la quiropráctica. ¿Y qué resultados les ha dado? Que sus vidas han cambiado considerablemente.

Sus dolores han desaparecido, han recuperado sus vidas, aquellas que un día se empezó a truncar y no podían hacer cosas tan básicas como dar un paseo, subir escaleras, o simplemente valerse por sí mismos. Después de venir y recibir sus cuidados quiroprácticos, poco a poco han podido hacer de nuevo todo lo que sus cuerpos les impedía hacer.

Eso es calidad de vida y bienestar. Eso es la quiropráctica.

Centros Quiroprácticos Rocafort y ValenciaEquipo centro quiropráctico Valencia Rocafort

Si tienes alguna duda, no lo pienses más y llama al centro quiropráctico. El doctor en Quiropráctica Richard Millo siempre intenta inculcar estos valores de vida sana y saludable. Porque sabe que es el equilibrio perfecto para disfrutar de la vida.  Ven a conocerle al centro Quiropráctico de Rocafort o Valencia y te asesorará para que hagas lo que mejor se adapte a ti. ¡Te está esperando!

Si quieres recibir una consulta gratuita por teléfono o conocer nuestras tarifas, lo puedes hacer a través de nuestra página web o llamando al 608 84 60 14 . Toñi o Gemma te lo explicarán todo.

No dudes en visitar nuestro apartado de testimonios en nuestra web, o si prefieres, puedes visitar nuestro canal de Youtube. También estamos en Instagram y Facebook.

Esta web utiliza cookies para su correcto funcionamiento y análisis. Al aceptar, permites el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos.    Más información
Privacidad