//Open footer social media links in new tab

Cuando hablamos de emociones nos referimos al estado en el que están las personas según determinadas épocas.

Hay muchos factores que dependiendo de su impacto pueden afectar a las emociones. Tanto propias de la persona como del ambiente en el que se rodee, afectarán de una manera u otra.

Y si estos factores tienen una connotación negativa, pueden llegar a afectar a las emociones de tal manera que se llegue a sufrir lo que conocemos como estrés.

El estrés como reacción a las emociones adversas

Emociones y estrés son dos conceptos que deben ir ligados.

Aunque pueden tener su explicación por separado, su relación es máxima.

Porque si no sabemos procesar las emociones a las que estamos sometidos, lo más normal es que empecemos a sufrir de estrés.

Hay que destacar que cuando hablamos de estrés, estamos siempre refiriéndonos con una connotación negativa, pero hay que dejar claro que el estrés es parte de nuestro cuerpo.

Nuestro doctor en quiropráctica Richard Millo lo explica de la siguiente manera:

“El ser humano se ha desarrollado porque tiene un sistema, el sistema nervioso simpático, que controla la respuesta al estrés y te hace estar alerta. Este estrés te hace responder a los estímulos que puedas tener durante unos instantes o segundos, es lo que se conoce como un estrés agudo”.

Y es que esto que arriba comenta Richard es una explicación que se podría dar sobre el estrés hace bastantes años, cuando los estímulos que tenías eran muchísimos menos.

Ahora todo ha cambiado.

En nuestra sociedad actual no tenemos ese estrés agudo, tenemos un estrés crónico, que lo estás sufriendo debido a ese bombardeo continuo de información negativa.

Richard lo destaca de la misma manera: “Un porcentaje muy alto de la información que recibimos es negativa. Hay estrés negativo en la familia, en el trabajo. Todo esto acumula estrés en el cuerpo, y en lugar de tener este sistema de alerta durante unos segundos, es como si tuviéramos siempre una alarma sonando”.

Significativa esta explicación de Richard, ¿verdad?

Así está afectando a nuestras emociones

Toda esta secuencia de estrés negativo a la que estás expuesta en tu día a día te está afectando de manera radical. Hay veces que no te das cuenta, otras sí y le intentas poner remedio.

A colación de esto Richard habla de cómo te está afectando: “El cuerpo se agobia con tanto estrés y eso crea nuestro sistema de enfermedad que sufres hoy en día. Son enfermedades crónicas como dolores de cuello, de espalda, migrañas, contracturas”.

Y es que seguro que una vez que estés leyendo estas líneas se te puede estar encendiendo la bombilla.

Seguro que alguna vez has tenido algún dolor de los arriba descritos y no has sabido el origen.

Pues ahora es muy probable que lo empieces a relacionar.

Porque aunque te puede llegar a extrañar, son muchas las personas que acuden a nuestros centros quiroprácticos con estos problemas. Y lo debes tener claro:

Es porque el cuerpo está siempre en alerta, por eso se acaba cansando y aparecen estos dolores.

El punto de vista quiropráctico para las emociones

En ese intento de educar a los pacientes, los doctores en quiropráctica intentan siempre hacerles ver de la importancia del cuidado de la columna vertebral para poder controlar que este estrés negativo no afecte a tus emociones.

Muchas veces este estrés hay que verlo como una acumulación de tensión en el cuerpo, que no sabe cómo adaptarse.

Por eso la quiropráctica tiene tantos resultados, ya que consiste en equilibrar la columna vertebral para liberar el sistema nervioso.

El sistema nervioso va a todas las partes del cuerpo desde el brazo a las piernas, pero también a los órganos, corazón, ojos… El sistema nervioso lo controla todo y si hay desequilibrio al nivel de la columna vertebral, va a afectar a todo el cuerpo.

Por eso una acumulación de estrés emocional, físico o incluso químico (lo que comes) puede influir en tu nivel de salud y la quiropráctica ayuda equilibrándolo.

Como consideramos que es un tema bastante interesante, una semana más queremos que sea nuestro doctor en quiropráctica Richard Millo el que te lo cuente.

Pincha en el enlace a continuación y disfruta de la entrevista que le hicieron hablando de emociones y estrés.

Nuestra conclusión

Recuerdas que hablamos de los seis pilares de la salud. Pues para controlar tus emociones y no sufrir ese estrés negativo, los debes poner en práctica

Y llenar el cerebro con información positiva. Si no, se acumula tensión que se va a transformar al final en síntomas y enfermedades.

Seguro que vas a poner en práctica todos estos consejos mañana mismo. Nosotros te animamos a ello. Nunca nos cansaremos de hablarte de la importancia de cambiar tus hábitos de vida.

Y si aún no te has puesto en manos de un quiropráctico, es el momento.

Contáctanos si quieres empezar ya a cambiar tu vida
Esta web utiliza cookies para su correcto funcionamiento y análisis. Al aceptar, permites el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos.    Más información
Privacidad