//Open footer social media links in new tab

¿Conoces la estrecha relación que tienen la nutrición y la quiropráctica? Nuestros hábitos alimenticios afectan de manera directa a la salud de nuestro cuerpo, a que esté equilibrado. Saber qué comer y cómo los alimentos nos afectan es el objetivo que tenemos en el post de esta semana.

Introducción

El cuidado quiropráctico trata de manera efectiva y natural multitud de condiciones y problemas. De eso ya te hablamos hace tiempo en este post.

El objetivo del quiropráctico es mejorar la salud de sus pacientes. Devolver el cuerpo a su alineación natural mediante la eliminación de subluxaciones.

Sin embargo, los ajustes de columna no lo son todo para tener una salud completa. A los pacientes que visitan a un quiropráctico también se les pide que realicen ajustes en sus vidas cotidianas. Así podrán maximizar los efectos de sus cuidados quiroprácticos y experimentarán una mejor salud en general.

Es aquí donde aparece la nutrición. Hay que alimentarse de forma correcta.

La nutrición en la quiropráctica

Englobado como uno de los pilares de la salud para el doctor en Quiropráctica Richard Millo, la nutrición juega un papel muy importante en la recuperación de un paciente.

Somos lo que comemos. Lo llevamos escuchando desde pequeños. En este caso es más que cierto.

Si los alimentos con los que pretendemos mover nuestro cuerpo no son de calidad tampoco lo será el desarrollo celular, los procesos de los diferentes sistemas, y en definitiva, nuestra salud.

La quiropráctica juega un gran papel en tu bienestar, pero debemos ser nosotros los primeros que nos preocupemos por nuestra salud. Al hacerlo maximizamos los efectos de los cuidados quiroprácticos y se experimentarán una mejoría general en la salud. Es por eso que la comida que consumimos juega un papel decisivo en como nuestro cuerpo estará sano.

El agua es fundamental en la relación de nutrición y quiropráctica Desde los centros quiroprácticos Rocafort y Valencia aconsejamos que seáis proactivos y que cambiéis hábitos y costumbres. Una mejora en la nutrición irá de la mano de un progreso en el bienestar.

Relación entre nutrición y quiropráctica: Consejos

Una dieta cuanto más variada, mejor.

Siempre deben predominar los alimentos ecológicos y los de origen natural.

La fruta, la verdura y el agua serán habituales y estarán en lo más alto de nuestra pirámide alimenticia.  Algunos consejos son:

Hidratación

Aparece el primero, y en este caso lo hace porque es el más importante.

Hay que beber mucha agua. Un 70% de nuestro cuerpo es agua. Se recomienda entre 2 y 3 litros al día.

Ayuda al transporte de sustancias, regula la temperatura corporal y contribuye al buen funcionamiento de las articulaciones.

El agua colabora con el cuerpo para integrar los ajustes de un quiropráctico.

No pierdas de vista las calorías

No hay que pasarse con ellas porque llevan al aumento de peso, que complica la recuperación de todo tipo de lesiones.

Una dieta con pocas calorías, centrada en fruta, verdura, pescado y carnes magras, ofrece el beneficio de evitar el aumento de peso y ayudar a tu salud.

Hacer tantas comidas al día como se necesiten

Lo dice a continuación nuestro doctor en Quiropráctica Richard Millo.

No es importante seguir ese mantra de las cinco comidas al día. Hay que hacer menos comidas y aumentar la calidad de los alimentos. Ese es el objetivo a seguir.

Comer menos, pero de mayor calidad

Lo hablábamos más arriba. No es tan necesario comer cinco veces al día como mejorar la alimentación.

Hay que evitar los alimentos procesados, los carbohidratos y las grasas aturadas y priorizar verduras y frutas, además de las grasas de buena calidad como la del aceite de oliva o la de los pescados salvajes.

Alimentación ecológica

Viene de la mano del punto anterior. Hablamos del campo, frutas y verduras, que tengan un tratamiento natural evitando pesticidas.

Alimentos tratados con diferentes tipos de compuestos químicos que a medio y largo plazo acaban afectando al cuerpo. Hay que evitarlos.

¿Qué dietas aconsejamos?

Sobre nutrición se puede estar hablando horas y son miles los libros que existen con diferentes puntos de vista.

Todos ellos siempre bien argumentados. Aun así, el doctor en Quiropráctica Richard Millo destaca que nuestros genes desde la edad de piedra apenas han cambiado, mientras que la nutrición lo ha hecho por completo.

Es por esto que él aboga por volver a una alimentación similar a la que se hacía hace miles de años. Se decanta por dos tipos de dietas que para él son las más lógicas.

No tienen mucho que ver con lo que comemos en la actualidad. Hoy en día los carbohidratos han tomado especial importancia y son los responsables en los cambios que ha sufrido la nutrición. Te damos pequeñas pinceladas sobre ellas:

  • Dieta cetogénica. También conocida como dieta keto. Es un plan de alimentación bajo en carbohidratos que te puede ayudar a quemar grasas de manera más eficaz. Las personas que la siguen se caracterizan por experimentar numerosos beneficios como pérdida de peso y mejora en la salud y el rendimiento.

 

  • Dieta paleolítica. Se llama así porque es un plan de alimentación que se basa en alimentos similares a los que se comían en el Paleolítico. Suele contener carnes magras, pescado, frutas, vegetales, frutos secos y semillas: alimentos que se podían obtener de la caza y la recolección en el pasado. El objetivo de una dieta paleo consiste en regresar a un modo de alimentación más similar al de los primeros humanos.

Nuestro consejo

En su canal de Youtube el doctor en Quiropráctica Richard Millo habla de la nutrición como uno de sus pilares para la salud.

Entre otros consejos o sugerencias, además de testimonios y conferencias con información relevante e interesante, Richard Millo trata temas de tendencias en su minuto del quiropráctico.

La nutrición es un aspecto que le preocupa. Son muchos los pacientes que acuden a su centro debido a una muy mala alimentación o hábitos alimenticios.

Aquí te dejamos el vídeo. Te animamos a acudir a su canal para estar al día de toda la información referente a la quiropráctica y seguir los consejos que ahí puedes encontrar.

Pide cita y experimenta los beneficios que una buena nutrición y la quiropráctica en tu cuerpo
Esta web utiliza cookies para su correcto funcionamiento y análisis. Al aceptar, permites el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos.    Más información
Privacidad