//Open footer social media links in new tab
“No siempre gano medallas de oro, pero cuando lo he hecho siempre soy ajustado antes. ¡Manténganse sanos, amigos!” – Usain Bolt.

Recordman de 100m y 200m lisos, 8 veces campeón Olímpico y 11 campeón Mundial. Este es  Usain Bolt. Seguro que lo conoces o al menos has oído alguna vez su nombre…

Y él lo dejaba claro en sus declaraciones. Nació con escoliosis y cuando se hizo deportista profesional esta enfermedad supuso un problema.

Confió en la quiropráctica tanto para recuperarse de las lesiones como para mejorar su rendimiento. Y no le fue mal, ¿verdad?.

Muchos de los principales deportistas a nivel mundial viajan o se mueven acompañados por un quiropráctico.

¿SABÍAS DE ESTA RELACIÓN ENTRE EL DEPORTE Y LA QUIROPRÁCTICA?

Según informó en 2019 la Asociación Española de Quiropráctica (AEQ), el trabajo del quiropráctico está muy valorado en el deporte gracias a que ejercen su labor sin requerir fármacos ni intervenciones quirúrgicas.

En este post te voy a contar por qué la quiropráctica va de la mano de muchas disciplinas deportivas dados la cantidad de beneficios que conlleva.

¿CUÁLES SON ESTOS TRES FACTORES FUNDAMENTALES QUE UNEN QUIROPRÁCTICA Y DEPORTE?

Los deportistas se mueven sobre tres fundamentos esenciales en su preparación para una gran competición o directamente en su día a día. Y en todos ellos la quiropráctica juega un papel fundamental.

Un tenista es ajustado durante un partido

Los quiroprácticos se suelen conocer por su eficaz trabajo en realizar ajustes para mitigar dolores de espalda, de columna vertebral y todos aquellos relacionados con estos dos primeros.

Pero se ha demostrado que de su cuidado también se benefician estas anteriores etapas, que son las que pasa un deportista en su preparación. Te voy a hablar de esos tres factores.

1.      MEJORA EN EL RENDIMIENTO

Factores como la alimentación, la genética o el estado mental de cada atleta son fundamentales en su rendimiento.

Pero hay uno más que se suele dejar atrás y que por lo menos es igual de importante que los anteriores: el sistema nervioso.

El tratamiento de la columna por parte de un quiropráctico tiene beneficios a medio y largo plazo y en un deportista no es diferente.

Movilidad, fuerza, velocidad o flexibilidad son algunas de las cualidades que sufren evidentes mejoras con un tratamiento óptimo por parte de un quiropráctico.

2.      EVITAR LESIONES

Son muchos los factores ajenos al deportista que se deben exponer si se quiere hablar de la prevención de lesiones, pero en los denominados propios se antojan claves una preparación óptima y adecuada y una optimización de cara a la competición.

La preocupación por la salud, lo que en la quiropráctica se conoce como el cuidado del cuerpo humano de manera global, es la mejor forma en la que un atleta puede poner de su parte para prevenir las lesiones.

Un deportista recibe un ajuste quiropráctico

Un trabajo adecuado por parte de un quiropráctico le permite al deportista reducir factores de riesgo en forma de lesiones que se pueden manifestar como roturas musculares, tendinitis o contracturas.

3.      TRATAMIENTO DE LAS LESIONES

Y no por ser el último es el menos importante. Los cuidados de un quiropráctico van mucho más allá de los que se puedan realizar en  la columna vertebral.

Un ajuste del cuerpo de manera correcta suele llevar a beneficios en el tratamiento de diversas lesiones habituales.

Ya sean esguinces de tobillo, molestias en la zona de la rodilla y dolores articulares, en todos se conoce una demostrada mejoría si se pasa por las manos de un quiropráctico.

¿ERAS CONSCIENTE DE LA RELACIÓN ENTRE QUIROPRÁCTICA Y DEPORTE?

Como has podido ver, partiendo de la premisa de que para practicar un deporte siempre se ha de estar en las mejores condiciones posible, la quiropráctica juega un papel fundamental.

Los atletas profesionales acuden a un quiropráctico buscando adecuar el cuerpo a la exigencia deportiva sea cual sea el nivel.

Muchos de ellos ya saben que eliminando las interferencias del sistema nervioso con una columna vertebral equilibrada, el cuerpo estará listo para el máximo nivel.

Ahora es el momento de que tú lo sepas.

Aunque las lesiones hayan sido tratadas por médicos y la recuperación sea un hecho, es obvio que el rendimiento físico disminuye de manera progresiva.

NUESTRO QUIROPRÁCTICO Y EL DEPORTE. SU PROPIA EXPERIENCIA

Tenemos claro que una visita al quiropráctico se convierte en algo necesario si el objetivo es volver a rendir al máximo.

Y más si cabe si el quiropráctico ha tenido relación con el deporte, como es el caso de Richard Millo.

Nuestro doctor en quiropráctica ha sido runner toda su vida y llegó a completar tres maratones antes de que una caída en bicicleta en 2016 con rotura de cadera la apartara de las largas distancias.

Ahora la natación y el tenis son las dos modalidades que le tienen relacionado con el deporte.

Además en la familia de Richard están todos relacionados con una especialidad tan dura como el triatlón. Como él siempre dice, el cuerpo humano es como el cuadro de una bici. Si el cuadro no está bien equilibrado, podas pedalear pero nunca a su mejor rendimiento.

Con el cuerpo es lo mismo. Si no está bien equilibrado, va a seguir funcionando pero no a su mejor nivel. Y esto es fundamental cuando eres deportista de élite y lo que buscas es rebajar tu tiempo en unas décimas o unos segundos.

Por eso en muchas selecciones olímpicas verás a quiroprácticos trabajando de la mano de médicos y fisios, todo es complementario.

No lo dudes. Si eres deportista, ya sea profesional o amateur, acude a un quiropráctico.

Si quieres mejorar tu rendimiento, dejar de lado esas molestias que ya forman parte de tu vida o sentir que tu cuerpo está listo para tu deporte, es la mejor opción.

Si eres deportista y quieres ver cómo tu cuerpo mejora con un quiropráctico, pide cita con Richard Millo y empieza a comprobarlo
Esta web utiliza cookies para su correcto funcionamiento y análisis. Al aceptar, permites el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos.    Más información
Privacidad