//Open footer social media links in new tab

Seguro que si alguien menciona el año 2020 a todos se nos viene a la cabeza lo mismo. La pandemia y el Covid-19.

Este año se nos quedará en la memoria, desde los más mayores a los pequeños. Ya en enero comenzamos a recibir información sobre el coronavirus y en lo que llevamos de 2020 vivimos pendientes casi a diario de su evolución en forma de contagios.

Y es que desde siempre el ser humano ha estado expuesto a virus y bacterias. De hecho, en nuestro cuerpo hay más de ellos que células. Es algo normal.

Por eso los seres humanos hemos ido desarrollando durante millones de años nuestro sistema inmunitario. Este controla y equilibra el cuerpo de tal manera que podamos vivir en simbiosis con estos virus y bacterias.

IMPORTANCIA DEL SISTEMA INMUNITARIO

Antes de comenzar a mencionar los consejos como tales hay que partir de una idea que es premisa principal si se habla de reforzar el sistema inmunitario:

Si nuestro cuerpo está funcionando bien, no tenemos razones para estar enfermos.

Quizás pienses que es un razonamiento muy básico. Pero tiene su explicación.

Volviendo a este fatídico año 2020 y la pandemia por el Covid-19, hemos lamentado muchos fallecimientos. En un muy alto porcentaje han sido de gente muy mayor, con un sistema inmunitario débil, o con enfermedades crónicas asociadas, ya sean diabetes, problemas cardiovasculares, cáncer…

Ya seas o no una persona de riesgo, la idea debe ser clara. Hay que reforzar el sistema inmunitario. Deja que te demos las claves.

CONSEJOS PARA REFORZAR EL SISTEMA INMUNITARIO

1. Comer sano

Lo hablábamos en el post sobre la relación de la quiropráctica y la salud.

En el mismo nuestro doctor en quiropráctica Richard Millo destaca que hay que hacer tantas comidas al día como se necesiten. No hay que seguir este mantra de la necesidad imperiosa de las cinco tomas al día.

La clave estar en hacer menos comidas y aumentar la calidad de los alimentos.

2. Beber sano

El agua es fundamental para reforzar el sistema inmunitarioQuizás parezca complicado asociar los conceptos beber y sano, ya que cuando se habla de lo primero parece que se tiene que aludir a un contexto sociológico asociado a una bebida alcohólica o azucarada en la mano.

Este no es el caso. Beber sano consiste en estar hidratado de una manera correcta. Teniendo en cuenta factores como edad o clima.

Se ha escuchado mucho eso de que la mejor medicina es consumir agua. Y es cierto.

Se recomienda entre 2 y 3 litros al día porque ayuda al transporte de sustancias, regula la temperatura corporal y contribuye al buen funcionamiento de las articulaciones. El agua colabora con el cuerpo para integrar los ajustes de un quiropráctico.

Pero además hay más bebidas que aportan bastante al sistema inmunitario. Desde zumos naturales de frutas y verduras a gazpachos son recomendables para reforzar el sistema inmunitario.

3.  Tener un cuerpo equilibrado

La mejor opción es la quiropráctica.

Ya lo decíamos en este post. La quiropráctica es ayudar al cuerpo a estar equilibrado. No hablamos de quitar el dolor, si no favorecer a su beneficio a través de la eliminación de las subluxaciones para que pueda rendir al 100%.

Con un cuerpo equilibrado se mejora la salud y el bienestar de las personas, por lo que un sistema tan importante como el inmunitario se beneficia de este equilibrio.

4. Sistema nervioso limpio

Es un punto que tiene una relación directa con el anterior. El sistema nervioso se considera “limpio” si la columna vertebral está ajustada.

El ajuste busca liberar al sistema nervioso de forma que el cerebro pueda controlar de manera óptima el cuerpo y que así funcione mejor.

En otras palabras, corrige las subluxaciones, las conocidas desviaciones de una o más vértebras. Así la columna recupere su movilidad natural. Lo entendido como eliminar las interferencias del sistema nervioso.

5. Tomar Vitamina C

Hay que tomar vitamina C todos los días. Es uno de los nutrientes más importantes de los que debemos incluir en nuestra dieta.

La vitamina D es clave para el sistema inmunitario

No hay suficiente en los alimentos que consumimos, por lo que hay que tomar suplementos para llegar a 3 a 5 gramos al día, no miligramos. Esto es imprescindible, como suele destacar nuestro doctor en quiropráctica Richard Millo.

Entre sus beneficios encontramos que tiene efectos antioxidantescontribuye  a la formación de colágeno y favorece a la cicatrización de las heridas.

Destaca que fortalece el funcionamiento del sistema inmunitario. Contribuye de esta manera a que el organismo aproveche el hierro procedente de otros alimentos.

6. Tomar Vitamina D

Es la también llamada vitamina del Sol. Y es que pasar tiempo al sol todos los días ayuda al sistema inmunitario, y si se vive tan influenciado por el clima mediterráneo como pasa en España, sería un crimen no aprovecharse.

Muchos estudios recientes en relación con el Covid-19 hablan de que niveles correctos de vitamina D en el cuerpo ayudan a combatirlo de manera rápida y efectiva, reduciendo las posibilidades de tener que requerir ayuda médica.

La vitamina D también está presente en alimentos grasos como el pescado, los huevos y los lácteos enteros. Siempre se ha asociado a una buena salud tanto a nivel articular como de huesos.

7. La importancia del Zinc

Muchos estudios relacionados con el coronavirus hablan de la importancia del zinc.

El zinc es un micronutriente esencial para nuestro organismo. Es clave que nos aseguremos de que mantenemos sus niveles óptimos teniendo en cuenta que no se encuentra en los depósitos de reserva que dispone el cuerpo.

Una de sus propiedades es que actúa reforzando nuestro sistema inmunitario. Es un mineral fundamental para que el cuerpo reaccione ante una infección.

Y es que si nuestros niveles de zinc están por debajo de lo recomendado, el sistema inmunitario no podrá responder de manera óptima ante una infección.

Además juega un papel fundamental en el buen mantenimiento de la estructura y funciones de nuestras barreras inmunes naturales, en concreto de la piel y las mucosas.

8. Andar o hacer ejercicio al aire libre

Hacer ejercicio, o andar, es fundamental para fortalecer el sistema inmunitario.

Correr al aire libre facilita el cuidado del sistema inmunitario

Ya sea por la montaña o en cualquier sitio donde se pueda estar al aire libre y fuera de las grandes urbes, habrá un fortalecimiento significativo en los pulmones. Más cuando son lugares en los que se pueden realizar estas actividades sin necesidad de mascarillas.

Esto siempre reduce las probabilidades de contraer enfermedades que pueden ir desde un simple resfriado a algo más grave.

Haciendo una suma de todos estos consejos nos sale la idea de que es imprescindible fortalecer el sistema inmunitario.

Es por eso que animamos a todos nuestros lectores a que cambien sus hábitos diarios en busca de una evolución para lograr el bienestar.

Si quieres saber más sobre cómo mejorar tu vida cuidando de ti mismo, ponte en las manos de la quiropráctica. ¡Pide cita!
PDF Guía 9 maneras de mejorar el dolor de espalda y la rigidez

Descarga la guía:

"9 maneras sencillas y rápidas para mejorar tu dolor de espalda (y la rigidez)"

 

* Suscríbete a nuestra lista de correo para recibir la guía de forma totalmente gratuita

¡Gracias por suscribirte! Para poder acceder a la guía por favor confirma tu suscripción en el email que te hemos enviado

Esta web utiliza cookies para su correcto funcionamiento y análisis. Al aceptar, permites el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos.    Más información
Privacidad