FB_pixel

La sociedad en la que vivimos está evolucionando hacia una vida desenfrenada, con muchas prisas y poco tiempo para dedicarle a lo que realmente importa.

Una de las cosas que no debemos descuidar es nuestra alimentación, ya que es la base de todo. Con una buena alimentación no tenemos carencias ni falta de vitaminas, sin embargo, cuando abusamos de alimentos procesados, con muchos conservantes o comida basura, todo en nuestro cuerpo empieza a funcionar mal.

Si a la alimentación le sumamos la vida sedentaria, nos lleva a unas cifras y datos nada esperanzadores para el futuro, en el que vamos a tener una población obesa y con graves consecuencias en la salud.

Es por este motivo por el que esta semana me gustaría hablaros de la dieta cetogénica, o más conocida como dieta Keto. Realmente no es una dieta, es más bien un estilo de vida, porque la gente que lo prueba, se acostumbra y le gusta tanto que lo convierte en su rutina, en su estilo de vida.

¿Qué es la dieta cetogénica y en qué consiste? dieta cetogénica

La dieta cetogénica es, como acabamos de decir, una dieta que nos enseña hábitos saludables alimenticios. Con ella vamos a aprender cómo podemos comer y cuándo podemos hacerlo.

Consiste en una baja ingesta de carbohidratos (patatas, arroz, pasta, pan, cereales, verduras con alto contenido de carbohidratos) y aumentar el consumo de proteínas y verduras, así como grasas buenas.

Podríamos dividir nuestro plan de alimentación de la siguiente manera: un 75% grasas buenas, un 20% de proteínas y un 5% de carbohidratos.

Ahora bien, dicho así puede que te resulte difícil saber cuáles son las grasas buenas y cómo introducirlas en tu alimentación, ¿Verdad? No te preocupes, que te lo explicamos detalladamente.

Las grasas buenas las encontramos en alimentos como es el pescado azul, aceites vegetales, margarinas, frutos secos y aguacates. Además, las grasas buenas son insaturadas, por lo que ayudan a cuidar el corazón.

¿Por qué se pierde más peso con la dieta cetogénica?

El objetivo de esta dieta es que nuestro cuerpo se quede sin reservas de energía al no consumir carbohidratos, y así recurrir a las grasas para poder utilizarlas como combustible, consiguiendo vaciar los almacenes de glucógeno con esta dieta.

Cuando reducimos drásticamente la ingesta de carbohidratos, nuestro cuerpo  entra en un estado metabólico llamado cetosis, el cual se caracteriza porque la grasa se va a utilizar para obtener la energía que necesita nuestro cuerpo.

Beneficios de la dieta cetogénica dieta cetogénica

Uno de los beneficios más significativos es la prevención de enfermedades como la diabetes, así como la reducción de medicamentos para controlarla en aquellas personas que la sufren. ¿Por qué?

 “La diabetes se caracteriza por los cambios en el metabolismo, el aumento en el azúcar de la sangre y el deterioro en las funciones de la insulina.

La dieta cetogénica puede ayudarle a perder exceso de grasa, lo que está estrechamente relacionado con la diabetes tipo 2, la prediabetes y el síndrome metabólico.”

Hay estudios que afirman que con la dieta keto, se mejora la sensibilidad a la insulina en un incremento del 75%. Alimentarse de forma habitual de esta manera beneficia también a enfermedades como la cardiopatía, el acné, los ovarios poliquísticos, así como el alzheimer, el cáncer, los ataques de epilepsia en niños, el párkinson e incluso ayuda en la recuperación de lesiones cerebrales.

 ¿Qué alimentos puedo comer en la dieta cetogénica y cuáles son los que debo evitar?

Coge papel y boli o haz una captura de pantalla a estos alimentos.  Van a ser tus mejores amigos en tus próximas comidas.

dieta cetogénica

  • Carne: Aves de corral (pollo o pavo), carne de cerdo o cordero, jamón, chuletón…
  • Pescado y marisco: Salmón, atún, truchas, caballa, bonitos, anguila, pez espada (mero)…
  • Huevos: Siempre es mejor consumir huevos de gallinas criadas en el campo, ricos en omega 3 y pasteurizados.
  • Productos lácteos:Así como el yogurt natural, kéfir, leche, mantequilla, queso (quesos que no sean procesados, como el queso mozzarela, brie, azul, gouda, cheddar, de cabra, fresco…)
  • Frutos secos: Nueces, avellanas, piñones y almendras -siempre y cuando sean naturales o tostadas en sal-.
  • Semillas:Semillas de chía, calabaza, de lino, etc.
  • Aceites virgen extra:Son los más puros y saludable, así como el aceite de coco o el aceite de aguacate.
  • Aguacate:Aunque el aguacate tiene mucha grasa, es de la buena, por eso es importante incluirlo en nuestra dieta, bien sea entero o en guacamole si lo hacemos nosotros (casero).
  • Verduras:Acelgas, endibias, espinacas, lechuga, col, calabacín, pepino… En definitiva, verduras bajas en carbohidratos.
  • Especias:En un buen plato, siempre es bueno darle un toque personal con aquellas especias y condimentos que más te gusten. Puedes usar sal, pimienta, algunas hierbas y especias saludables.

Alimentos prohibidos en la dieta cetogénica:

Los cereales: Tanto los cereales normales como los cereales integrales no deben consumirse cuando llevamos a cabo esta dieta.

Legumbres: Aunque son una gran fuente de proteínas vegetales, contienen muchos hidratos de carbono. Sin embargo, sí que puedes comer cacahuetes, pues tienen muy pocos hidratos y una gran cantidad de grasas y proteínas.

Bebidas azucaradas, refrescos o alcohol: No importa que sean light, zero, o sin azúcar. Nos son buenas para nuestra salud y es mejor evitarlas.

Hortalizas: Debemos restringir aquellas que más hidratos contienen, como son las zanahorias, cebollas, apio, pimientos, judías, coles de Bruselas… etc.

El complemento perfecto para una dieta es el ejercicio

Y como siempre os decimos, para llevar una vida saludable y equilibrada, es importante no descuidar el ejercicio. Si eres de esas personas que les encanta ponerse a mover el cuerpo, te recomendamos una rutina de “HIT” (High intensive training). Con solo media hora al día trabajarás todos los rincones de tu cuerpo y ayudarás a éste a encontrar mucho más rápido el equilibrio.

Ahora bien, si eres de aquellas personas que no les apasiona los deportes ni el ejercicio en general, no te preocupes. Aprovecha el fresco de la mañana o de la noche y sal a dar un paseo de al menos 30 minutos.

Pincha aquí para leer más acerca de hacer 30 minutos de actividad física (aunque solo sea andar).

Centros Quiroprácticos Rocafort y Valencia Equipo centro quiropráctico Valencia Rocafort

El doctor en Quiropráctica Richard Millo está convencido de ello. Siempre intenta inculcar estos valores de vida sana y saludable. Porque sabe que es el equilibrio perfecto para disfrutar de la vida. Ven a conocerle al centro Quiropráctico de Rocafort o Valencia y te asesorará para que hagas lo que mejor se adapte a ti. ¡Te está esperando!

Si quieres recibir una consulta gratuita por teléfono o conocer nuestras tarifas, lo puedes hacer a través de nuestra página web o llamando al 608 84 60 14 . Toñi o Carmen te lo explicarán todo.

No dudes en visitar nuestro apartado de testimonios en nuestra web, o si prefieres, puedes visitar nuestro canal de Youtube. También estamos en Instagram y Facebook.

Esta web utiliza cookies para su correcto funcionamiento y análisis. Al aceptar, permites el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos.    Más información
Privacidad