FB_pixel

Hoy queremos hablaros del tiempo que tardan en volver al sitio nuestros dientes cuando los tenemos mal posicionados y nos ponemos braquets. Estad atentos, es más interesante de lo que creéis esto que vamos a contaros.

Cuando una persona tiene los dientes desalineados, fuera de sitio, o incluso unos delante de los otros, va al dentista para que le de una solución. Cierto es que no hacer nada no es ninguna solución, y que la higiene dental es muy importante.

Cuando nos proponen poner braquets, así como cualquier otro tipo de mecanismo con el mismo fin, nos están dando unos plazos de mínimo 12-18 meses para que los dientes estén en su sitio.

Si has llevado braquets, sabrás que por lo general la dentadura se ve bien y al sitio en los primeros meses, y muchas veces nos preguntamos por qué necesitamos llevarlos tanto tiempo si los dientes ya lucen bien, ¿verdad? La realidad es bien distinta. La movilidad de éstos es mucho mayor de lo que imaginamos, por eso visualmente es tan rápido ver nuestra dentadura perfecta.

Sin embargo, si en ese momento decidimos interrumpir el tratamiento y nos los quitamos, tan rápido como han sido alineados, van a volver a su posición inicial de desorden. ¿Por qué? Porque necesitan un tiempo de estabilidad y que se fijen bien en el sitio. De hecho, la gente con braquets ha de seguir llevando un sistema de retención nocturno de por vida (más conocido como férula).

La mayoría de la gente sabe esto que acabamos de mencionar, ya que hoy en día los braquets en la dentadura son muy habituales, y por lo general todos hemos tenido algún caso cerca que nos ha hecho conocer más sobre ello.

Braquets y columna vertebral

¿Y por qué estamos diciendo todo esto? Hoy queremos comparar esto con la columna vertebral, ya que pasa más o menos lo mismo. Cuando venís al centro quiropráctico, por lo general lleváis arrastrando el problema que os ha traído aquí mucho tiempo, por lo que para alinear la columna viene a ser como poner braquets.

La columna vertebral se ha pasado mucho tiempo (hay casos que incluso ha sido toda la vida) con una posición incorrecta que os está provocando dolencias y malestar, y volver a educar al cuerpo, ganar esa higiene postural, lleva su tiempo.

La mayoría de vosotros empezáis a notar mejoría en las primeras semanas, incluso en este tiempo volvéis a realizar todas aquellas actividades que habíais dejado de hacer. Sin embargo, eso no significa que ya no necesitéis más ajustes quiroprácticos. Es como con los dientes. Van muy rápido a su sitio, pero si en ese momento os quitáis el sistema de retención indicado por el dentista, volverán a la posición incorrecta.

Quiropráctica y bloqueo del cuerpo braquets y quiropráctica

Lo mismo ocurre con la quiropráctica, con vuestra columna. Cuando habéis tenido tanto tiempo bloqueado vuestro cuerpo, se ha acostumbrado a vivir en ese bloqueo. Con los ajustes se equilibra de nuevo, pero el cuerpo necesita un tiempo de mantenimiento, de seguir equilibrando la columna y que asimile que su posición natural es la correcta, no la del bloqueo.

De ahí que siempre os recomendamos que, aunque ya os encontréis mejor, hagáis caso a las recomendaciones del doctor en quiropráctica Richard Millo y sigáis viniendo a hacer ese mantenimiento. A veces lo recomienda una vez al mes, otras cada tres semanas y hay casos que incluso una vez cada dos meses.

Cada persona es un mundo, y cada situación es distinta a la otra. Porque, aunque vengáis por el mismo problema, cada cuerpo reacciona de una manera. Aquí es importante también vuestros hábitos, así como si practicáis algún deporte o hacéis cualquier tipo de actividad física.

En resumen: Ajustando tu columna vertebral consigues mejorar tu calidad de vida. Al principio necesitas recibir más cuidados quiroprácticos para restablecer de forma correcta la comunicación entre tu cerebro y los distintos órganos de tu cuerpo, pero una vez superado este periodo, solo vas a necesitar esos cuidados a modo de mantenimiento.

Mantenimiento para que no te vuelva a ocurrir, para que vivas diariamente en salud, en bienestar. Para que tu calidad de vida sea mucho mejor. Para que te sientas con energía, que descanses, que tengas ganas de vivir cada segundo intensamente.

Centros quiroprácticos en Valencia y Rocafort de Richard Millo Equipo centro quiropráctico Valencia Rocafort

Richard Millo siente pasión por la quiropráctica. Cree en lo que hace y su único objetivo en la vida, su misión como Doctor en Quiropráctica, es ayudar a la gente a entender que la salud viene de dentro. Que tenemos una inteligencia innata y su trabajo es liberarla. Ayudar a nuestro cuerpo a que sea él mismo el que nos cure.

Te invitamos a que vengas al centro quiropráctico en Valencia o Rocafort a conocer a Richard Millo para que te haga una revisión completa y te asesore de la forma más profesional con sus 31 años de experiencia y así garantizar el bienestar de tu salud y la de tu familia.

Si quieres ver los testimonios de alguno de nuestros pacientes, no dudes en visitar nuestro apartado de testimonios en nuestra web o si prefieres, puedes visitar nuestro canal de Youtube. Tenemos testimonios muy impactantes de gente con fibromialgia a la que la quiropráctica le ha cambiado la vida, como fue el caso de Elena.

También estamos en Instagram y Facebook. Queremos veros en estas redes y que nos contéis y comentéis vuestra experiencia, si hacéis deporte, si lleváis una vida sana y saludable y qué es lo que más valoráis de esta filosofía de vida que es la quiropráctica.

Pide cita hoy mismo, no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy. Te esperamos en nuestro centro quiropráctico de Valencia o Rocafort.

 Te puede interesar:

Cuidado con el sol

Ante el dolor ¿Frío o calor?

¿Qué es la quiropráctica?

Posturas para evitar dolor de espalda

¿Duermes o descansas? Descansar es fundamental para tu salud

 

Esta web utiliza cookies para su correcto funcionamiento y análisis. Al aceptar, permites el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos.    Más información
Privacidad