//Open footer social media links in new tab

Las posturas incorrectas son un problema habitual durante toda tu vida, pero a la vez es quizás del que menos cuenta te estés dando.

Porque las posturas incorrectas no son un problema que se manifieste al instante, sino que un uso reiterado de la misma es lo que ocasiona que a medio plazo se comiencen a sufrir diversos dolores y molestias.

Es de ellas de las que te queremos hablar esta semana. Cómo te afectan y algunos consejos que te pueden ayudar es lo que vas a encontrar si sigues leyendo este post.

Origen de las posturas incorrectas

Seguro que desde muy pequeño tienes recuerdos de familiares o profesores en la escuela recordándote la importancia de sentarse correctamente o no abusar de posturas incorrectas.

Ya sea encorvado, sentado sobre las piernas o de lado, o sin apoyar la espalda en el respaldo. Estos ejemplos te llevan acompañando toda la vida, ¿verdad?

Y es que además ahora de mayor y repasando todos tus recuerdos le das mucha más importancia a aquellas palabras. Te has dado cuenta de que la prevención era fundamental y ahora eres tú el que intentas concienciar de ello a los más pequeños. Así debe ser.

Nuestro objetivo con este post semanal es ayudarte aún más a tomar conciencia de este problema que cada vez está siendo más habitual en pequeños y mayores.

Las posturas incorrectas hacen que la columna acabe sufriendo

Porque debemos conocer que la espalda es una de las partes que podemos dañar de sobremanera con las posturas incorrectas. Debes concienciarte que con algunas de tus simples actividades diarias puedes estar afectando a tu columna de manera agresiva.

¿Cuáles son los principales inconvenientes de las posturas incorrectas?

El principal sería sin duda el daño que se le está haciendo a la columna vertebral. Diríamos que principal y único, porque del mismo es el origen del resto de dolores.

Nuestra experiencia en los centros quiroprácticos Rocafort y Valencia nos ha mostrado durante toda nuestra vida que mucha gente no le presta atención.

“Son un par de dolores y poco más” nos llegan a decir. Y no es así. Vamos a intentar contextualizártelo.

El origen de los dolores

Dentro de la columna está la médula espinal que se conecta directamente con el cerebro. Tiene sus extensiones, que son los nervios espinales, encargados de que se mueva el cuerpo.

Con las posturas incorrectas vamos perdiendo las correctas curvaturas cervical, dorsal y lumbar y se van a ir creando subluxaciones en la médula y los nervios.  Es por eso que adoptar de normal malas posturas te puede afectar a cualquier parte del cuerpo.

Algunos factores que contribuyen a posturas incorrectas

  • Estilo de vida sedentario

Para nosotros es una constante lucha por intentar que nuestros pacientes lo entiendan y hagan todo por evitarlo. Hay que pelear contra ello, ya no solo por el hecho de no moverse, sino que pasar mucho tiempo en el sofá va de la mano de malas posturas.

Además le sumas el hecho de tener siempre a mano un dispositivo móvil, por lo cual se empieza a desarrollar conceptos como el ‘tech-neck’, que es curvar el cuello para ver el móvil y hacer más presión en la médula espinal, además de provocar que los hombros se estén yendo hacia delante.

El sedentarismo ayuda a abusar de posturas incorrectas

  • Obesidad

Está directamente relacionada con la inestabilidad postural.

Sistemas como pueden ser el cerebro, sistema visual, vestibular, propioceptivo, sensitivo, y el sistema musculoesquelético, contribuyen al control de la estabilidad postural mientras estamos de pie, y los déficits en estos sistemas dan como resultado inestabilidad postural.

Ya desde niño se tienen se pueden sufrir problemas porque se tienen varias caídas. Es importante que se revisen la columna para que no tengan subluxaciones y el cuerpo se pueda desarrollar de la mejor manera.

  • Envejecimiento

La edad afecta directamente a la columna vertebral, los huesos y los discos, ya que tiene un efecto pronunciado en los tres.

Es por eso que la espalda tiende a curvarse hacia delante, lo que provoca un efecto similar en la postura de nuestros mayores.

Además aparecen términos relacionados con la pérdida de densidad ósea, como puede ser la osteoporosis. Es por eso se antojan fundamentales las revisiones de la columna para intentar retrasar estas degeneraciones, o hacerlas lo más livianas posible.

  • Posturas incorrectas al ejercitarte o en tu día a día

Teletrabajo contribuye a las posturas incorrectas

Siempre decimos que hacer ejercicio es importante, pero más lo es salir a andar.

Volviendo al ejercicio, hay que tener cuidado como se desarrolla porque una mala práctica puede llevar a posturas incorrectas y subluxaciones en la columna vertebral.

Por eso siempre es recomendable realizar un ejercicio acorde a la condición física y la edad de quién lo realiza y supervisado por un entrenador o preparador que sepa las posturas correctas.

O si estás en casa, ahora que el teletrabajo está tan instaurado, no te pases las horas delante del ordenador. Haz pausas activas. Al menos cada 40-50 minutos levántate, camina, tomar un vaso de agua. Es tan solo unos minutos y los beneficios pueden ser muchos.

Incluso, al momento de recoger algo del suelo, ¿Sabías que debes flexionar y reposar tu pose sobre una rodilla?

Son muchas las ocasiones que sólo flexionas tu espalda hacia adelante y dejas caer el peso al centro de nuestro cuerpo, es decir la cintura. Eso lo debe evitar.

Muchas veces parte de tus subluxaciones vienen provocadas por actividades simples de tu día a día. Por eso la prevención y el cuidado son tan fundamentales en tu bienestar y salud.

Nuestros consejos

Hay un consejo que está muy por encima del resto. Debes cuidar de tu columna. Debes concienciarte de ello comenzando por intentar tener siempre una postura correcta.

Las posturas incorrectas se pueden combatir gracias a la quiropráctica

La columna se ve expuesta desde muy pequeños a traumas, tensiones y malas posturas, por eso hay que estar atento a ella desde edades muy tempranas.

Y cuando se es más mayor, hay problemas que se van acumulando y que son los causantes de dolores y molestias, más allá de posturas incorrectas.

Es por eso que no podemos sino recomendarte que evites algunos de los factores que contribuyen a las posturas incorrectas y que te pongas en manos de un quiropráctico.

Los cuidados quiroprácticos te ayudarán a lograr tu bienestar y al recibirlos recibirás consejos para mejorar tu salud a diario.

Ponte en contacto con nosotros si quieres empezar a gozar de salud y bienestar
Esta web utiliza cookies para su correcto funcionamiento y análisis. Al aceptar, permites el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos.    Más información
Privacidad