FB_pixel

Si estás en edad de criar, o ya lo has hecho, sabrás muy bien qué significa el cólico del lactante. Pero, ¿Sabes por qué ocurre? ¿Sabías que la quiropráctica en bebés ayuda a evitar los cólicos del lactante?

Esta semana quiero explicarte qué es el cólico del lactante, por qué ocurre y cómo la quiropráctica puede ayudarte tanto a ti como a tu bebé recién nacido.

¿Qué es el cólico del lactante?

Es un término utilizado por pediatras y médicos en general para darle explicación a ese llanto espontáneo y sin causa aparente del bebé. Dicho de esta manera, podemos pensar que todos los bebés sufren de ello, pero no es así.

Se considera así cuando el bebé, menor de cuatro meses, llora más de tres horas al día y como mínimo 3 veces por semana en las últimas dos semanas. ¿No habéis visto o escuchado a algunos padres decir que por las tardes sus bebés empiezan a llorar y no es por hambre o sueño? Esta es una manera muy sencilla de detectarlo si se dan las condiciones mentadas anteriormente.

¿Por qué se da el cólico del lactante?

Mucho se ha estudiado e investigado sobre este tema, pero hoy por hoy la fisiopatología aún está poco clara. No obstante, en muchos casos se considera que se da porque existe inmadurez digestiva en el bebé, aunque hay estudios que consideran que la causa principal es que el sistema nervioso del bebé está en alerta.

Quiropráctica para aliviar el cólico del lactante:

Que la quiropráctica es beneficiosa para cualquier edad ya os lo hemos dicho en numerosas ocasiones. Ahora bien, está demostrado que cuando un bebé sufre del cólico del lactante, cuanto antes empiece a recibir sus cuidados quiroprácticos, el resultado es mucho más efectivo.

Con los ajustes se alinea la columna vertebral, equilibrando todo nuestro cuerpo. Uno de los puntos clave es el sistema nervioso, el cual se supone que es la causa principal en los cólicos. Por este motivo, los ajustes son tan beneficiosos para los bebés (al igual que para enfermos de fibromialgia, ¿os acordáis?)

Los ajustes quiroprácticos específicos hacen que el sistema nervioso del bebé vuelva a un estado de reposo, disminuyendo o incluso desapareciendo los síntomas asociados. Si los padres no hacen nada y el bebé no recibe cuidados quiroprácticos, el cólico desaparecerá cuando tenga 3 o 4 meses, pero las causas seguirán estando ahí, lo cual provocará que se manifieste de otra forma en diferentes fases de la vida.

Otros consejos que ayudan a aliviar los cólicos:

 Lactancia materna:

Los beneficios de la lactancia materna en los primeros meses de vida son muchísimos, tanto para la madre como para el bebé. De hecho, uno de ellos es que la proporción de cólicos es mucho menor (En 2012 hicieron un estudio con bebés alimentados con fórmula y con leche materna, y se demostró que los que tomaban leche materna sufrían como 20 veces menos de cólicos)

Masajes:

Hay cursos especializados en masajes para recién nacidos, ya que, con ellos ayudamos al bebé a que se encuentre mucho mejor: Les tranquiliza, les deja muy relajados y ayudan con los cólicos.

En casi todos los centros de salud, organizan cada poco tiempo estos cursos para que los padres aprendan a hacerlos y se convierta en una rutina para ellos. Si estás embarazada o acabas de dar a luz, pregunta a tu matrona y te podrá indicar dónde y cuándo poder hacerlos.

Buena alimentación:

Lo que la mamá come, al fin y al cabo, es lo que el bebé come. Si la madre lleva una dieta sana y equilibrada el bebé se va a encontrar mucho mejor, va a estar más sano y esto ayudará a que tenga menos cólicos. Pregunta a tu médico qué alimentos debes evitar así como los más recomendables.

Tranquilidad:

Los bebés lo notan todo: cuando estamos nerviosos se lo transmitimos directamente a ellos y en consecuencia, ellos se alteran más. Por eso mismo es importante mantener la calma en todo momento. Es cierto que la llegada de un nuevo miembro de la familia a veces nos pone la vida patas arriba, pero detrás del 1 va el 2, por lo que debes priorizar y darle importancia a lo que realmente la tiene. Esto te ayudará a no alterarte y estar más tranquil@.

Centros quiroprácticos en Valencia y Rocafort de Richard Millo Equipo centro quiropráctico Valencia Rocafort

Richard Millo siente pasión por la quiropráctica. Cree en lo que hace y su único objetivo en la vida, su misión como Doctor en Quiropráctica, es ayudar a la gente a entender que la salud viene de dentro. Que tenemos una inteligencia innata y su trabajo es liberarla. Ayudar a nuestro cuerpo a que sea él mismo el que nos cure.

Te invitamos a que vengas al centro quiropráctico en Valencia o Rocafort a conocer a Richard Millo para que te haga una revisión completa y te asesore de la forma más profesional con sus 31 años de experiencia y así garantizar el bienestar de tu salud y la de tu familia.

Si quieres ver los testimonios de alguno de nuestros pacientes, no dudes en visitar nuestro apartado de testimonios en nuestra web o si prefieres, puedes visitar nuestro canal de Youtube. Tenemos testimonios muy impactantes de gente con fibromialgia a la que la quiropráctica le ha cambiado la vida, como fue el caso de Elena.

También estamos en Instagram y Facebook. Queremos veros en estas redes y que nos contéis y comentéis vuestra experiencia, si hacéis deporte, si lleváis una vida sana y saludable y qué es lo que más valoráis de esta filosofía de vida que es la quiropráctica.

Pide cita hoy mismo, no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy. Te esperamos en nuestro centro quiropráctico de Valencia o Rocafort.

 Te puede interesar:

Estoy embarazada, ¿Puedo ir al quiropráctico?

Ante el dolor ¿Frío o calor?

¿Qué es la quiropráctica?

Posturas para evitar dolor de espalda

¿Duermes o descansas? Descansar es fundamental para tu salud

Esta web utiliza cookies para su correcto funcionamiento y análisis. Al aceptar, permites el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos.    Más información
Privacidad