//Open footer social media links in new tab

Esta semana queremos hablarte de problemas tan recurrentes como las contracturas y los nudos ya sea en la espalda o en la zona del cuello.

En nuestra continua búsqueda de que conozcas todo los problemas comunes y que puedes llegar a estar sufriendo, esta semana te hablamos de uno que suele ser común entre muchos de nuestros pacientes.

Pero antes queremos comenzar por el principio…

¿Sabes lo que son las contracturas y nudos en tu espalda?

Partimos de la base de que lo más probable es que en algún momento de tu vida hayas experimentado esa sensación de sensibilidad y dolor que lleva consigo una contractura o nudo muscular

Incluso los más pequeños de la casa cuando se caen o hacen algún movimiento extraño pueden sufrir contracturas. Es algo habitual.

Los nudos musculares se encuentran típicamente en la espalda, los hombros y el cuello. Son las tres zonas principales en las que se pueden sufrir.

Al hablar de estos nudos o contracturas nos estamos refiriendo a bandas rígidas de músculos que tienen una protuberancia dura en el centro, que se conoce como punto de activación.

¿Dónde está la causa de los nudos o contracturas?

Las causas son complejas de determinar ya que se pueden causar de infinidad de diferentes maneras.

Pero sí que hay una causa principal que está asociada a la vida actual que estamos llevando.

Lo hemos ido hablando todas estas últimas semanas con un único propósito: el de concienciarte.

Quiropráctica recomendada ante contractura

El origen está en las malas posturas al sentarse. Ya sea al descansar, con un exceso de vida sedentaria, un exceso de trabajo o directamente con el llamado ‘tech-neck’,  donde de la mano de esta mala postura le sumamos un uso excesivo del ordenador, tablet o dispositivo móvil.

En todas estas posturas estás perdiendo la lordosis cervical, que es una curvatura fisiológica de la columna en la región cervical o lumbar. En lugar de tener una curva lo tienen rectificado.

Otras causas

Como te decíamos más arriba, hay otras causas que afectan a la creación de contracturas o nudos. Si bien redundamos en que las malas posturas es la más habitual, hay que destacar algunas otras:

  • Estrés. Te afecta de sobremanera. Ya no solo a nivel de dolores de cabeza, también tu cuerpo se resiente y acaba expresándose a través de contracturas en determinados sitios.
  • Fatiga: Desde algo tan habitual como lidiar con el día a día a algo tan específico como hacer deporte o moverse, si lo realizas sin llevar un correcto descanso se estará poniendo en peligro a tu propio cuerpo. Es fundamental el descanso para que tu cuerpo no se resienta.
  • Falta de agua. El estar hidratado es clave en todos los aspectos de tu vida. Es el líquido de tu cuerpo y si te falta, no vas a poder rendir a tu mejor nivel. Si no lo haces, puedes llegar a sufrir este tipo de problemas o lesiones.
  • Mala alimentación. Siempre se ha recalcado la importancia de llevar una correcta alimentación, ya no solo para mantener la línea, sino principalmente por salud. Eres lo que comes, y si no sigues una correcta nutrición, tu cuerpo acabará afectándolo, siendo más propenso a contracturas y nudos.
  • Problemas articulares. Al sufrir de dolores articulares, los músculos, que son las que rodean estas articulaciones, están más expuestos a sufrir problemas. Cuando la articulación no funciona bien, tus músculos están más expuestos, por eso es fundamental que busques solución a los problemas articulares para además poder proteger a los músculos que los rodean.

Contractura se pueden solucionar con ayuda quiropráctica

El punto  de vista quiropráctico ante contracturas y nudos articulares

Teniendo en cuenta la importancia del tema dado que es un problema muy habitual, consideramos esencial que conozcas la opinión de nuestro doctor en quiropráctica Richard Millo.

Richard quiere compartir con todos los lectores de este blog palabra similares que las que comparte con los pacientes con problemas de contracturas que acuden a sus clínicas:

“Las contracturas en los hombros o a nivel de la base del cuello es porque se ha perdido la lordosis cervical, en lugar de tener una curva lo tienen rectificado. Como los huesos no están cumpliendo su función, la musculatura tiene que trabajar dos o tres veces más para compensar la falta de trabajo del cuello”

Por eso para él es muy importante que todos tengan claro su mensaje:  “El cuello tiene una función de mantener la cabeza encima de los hombros, pero al estar desviado, no tener la curva, las vértebras no están cumpliendo su función y los músculos tienen que trabajar mucho más”.

Por eso quiere concienciar sobre la causa de los problemas. En su constante idea de pregonar la importancia del bienestar y la salud en sus pacientes, quiere que todo el mundo tenga claro que hay que buscar la raíz de los problemas.

“La contractura es la consecuencia de este problema, no es la causa. Recibir un masaje te relaja el músculo, pero vuelve enseguida, porque la causa, la falta de curva, sigue ahí. Si la gente está sentada todo el día, la cabeza va en flexión y se empeora el problema aún más. Hay que buscar solución”.

Los cuidados quiroprácticos te hacen mejorar de las contracturas

Nuestra recomendación

Queremos que tengas en cuenta algunos consejos que como siempre te decimos, están en tus manos.

Siguiendo la idea que te hemos ido contando en todo el blog, el primero es claro y ya lo habrás deducido: mejora tu postura sentándote en una posición relajada, con los hombros hacia atrás y hacia abajo y principalmente no encorvarte.

Hay que tenerlo presente siempre que estés con algún dispositivo móvil u ordenador delante. El cuello sufre y está en tus manos evitarlo.

Además es imposible que el descanso sea correcto, que te muevas; principalmente andar o incorporar algo de ejercicio a tu rutina según tus capacidades.

Y por último, y no por ser repetitivos menos importantes, debes concienciarte de la importancia de estar siempre hidratado y controlar la alimentación. No hay que comer mucho, sino comer de calidad. No lo olvides.

Pero si además a todo esto le sumas los cuidados quiroprácticos, estarás mucho más cerca de tu concepto de salud y bienestar.

No olvides que en los centros quiroprácticos de Rocafort y Alameda Quiropráctica estamos para ayudarte. Ponte en contacto con nosotros y cuéntanos lo que te pasa.

Confía en la quiropráctica para mejorar tu calidad de vida
Esta web utiliza cookies para su correcto funcionamiento y análisis. Al aceptar, permites el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos.    Más información
Privacidad